MI BIOGRAFIA

miércoles, 20 de mayo de 2009

EL JUZGAR


No puedo emitir juicio acerca de alguien, por tan sólo haber observado ciertas reacciones en él. A veces actuamos impulsivamente, producto de nuestras ansiedades, sin conectar el sentir con la razón. Quizá nunca podré saber, qué llevó a una persona a realizar tal o cual acto, pues como nunca he calzado sus zapatos, es difícil imaginar la perspectiva con que asumía esas situaciones. Y es que no es fácil ponerse en el lugar de los demás, sin embargo no imposible; la costumbre ha hecho que generalmente vea al mundo desde mi ángulo, mis vivencias, mis experiencias, mis inquietudes, mis miedos, todos ellos han logrado que encauce el panorama de mi vida hacia la creencia de que: "según lo que viví, así es"; pero algo no tomo en cuenta en esta premisa y es que las experiencias y vivencias, inquietudes y miedos de otras personas pueden ser diferentes a las mías.


Ahora bien, cuando logro trascender mi propio ego (mis vivencias, mis experiencias, mis inquietudes, miedos, etc.), es que logro ese proceso de despersonalización, que conlleva a colocarme en el lugar de los demás para intentar comprenderlos. Era lo que El Maestro Jesús decía en la cruz: "Perdónalos, porque no saben lo que hacen". Realmente El podía colocarse en el lugar de los demás y comprenderlos, cosa que nuestro ego no permite y que sin embargo, como El mismo dijo: "Todo lo que Yo haga, ustedes podrán hacerlo ".

Francisco de Asís en una de sus más grandes obras, según mi criterio, afirmó: "Que no busque yo ser comprendido sino comprender...", él también conocía el real objetivo del ser humano en la vida, que consiste en comprender para poder expandir la consciencia, la cual pertenece aunque no nos demos cuenta, a la Gran Consciencia Cósmica. Así que mientras más comprendamos, estaremos acercándonos hacia el retorno de nuestro origen. Para ilustrar mejor esta última afirmación y profundizar en ella, pongamos atención (trascendiendo el significado de las palabras) a lo siguiente:

"Hubo un tiempo en que mi Padre y Yo éramos uno, me separé de El para comprender otros ámbitos y espacios más allá de mis experiencias; ahora busco retornar a lo que fui, y que aunque nunca he dejado de serlo, todavía no comprendo; Mi Respiración, constantemente me recuerda eso".

Publicar un comentario