MI BIOGRAFIA

miércoles, 22 de octubre de 2008

LA FELICIDAD

Los seres humanos disponemos de todo cuanto necesitamos para hacer de este mundo el paraíso que deseamos, pero preferimos ocuparnos de otras cosas que nos causan sufrimiento.

Nos preocupamos por tener dinero a manos llenas, poseer bienes desmesurada­mente, obtener fama, poder, etc., y esto lo confundimos con, "ser felices". Y cuando no obtenemos lo que queremos o deseamos, buscamos a quien echarle la culpa de nuestras supuestas desgracias y desdichas.

El primer paso en la búsqueda de la felicidad debería ser la reflexión sobre nuestros propósitos, nuestros valores, nuestros conceptos acerca de lo que per­cibimos, nuestros miedos, nuestras culpas, nuestros talentos y potencialidades, nuestras limitaciones y defectos.

El gran filósofo de la antigüedad, SOCRATES, decía: "Conócete a ti mismo". Esta frase ha perdurado hasta nuestros tiempos, pero ¡Qué incomprendida es!!... .

Sólo conociéndonos, observando nuestras reacciones en cada momento, podremos comprender lo que nos sucede y ser capaces de comprender a los demás, sin caer en la crítica destructiva.

La felicidad que tanto buscamos es una lenta conquista de nuestra parte inte­rior, hecha por nosotros mediante la observación diaria.

Sólo nosotros somos los responsables de lo que nos pasa..., léase bien: ¡escribí responsables, NO culpables!!'... .

¿Cuántas veces has preferido quejarte de todo, y de todos los que te rodean, en vez de poner de tu parte para cambiar tu entorno, mejorándote a ti mismo?.

La felicidad, no hay que buscarla, pues forma parte de la vida misma.

Vive tu presente, tu hoy, sin angustias ni miedos, y podrás encontrar la serenidad suficiente para resolver por ti mismo, tus problemas.

Tú y sólo tu tienes la información de qué hacer para salir del pozo donde te encuentras, pues Dios te mandó al mundo con el "Kit de herramientas" necesario para poder construir tu propio camino; pero ese camino no se construye repitiendo una y otra vez tus errores inconscientemente; ese camino se cons­truye observando esos mismos errores en forma consciente, sin culpa, y sólo así modificarás tu destino,

Recordemos al mayor líder religioso hindú de todos los tiempos, el MAHATMA GANDHI, cuando nos decía:

"La verdadera felicidad huye de quien la busca, no viene desde afuera, ni viene de obtener lo que deseamos, surge del interior de nosotros mismos, cuando en presente, aprendemos de nuestros errores".

Publicar un comentario