MI BIOGRAFIA

lunes, 11 de abril de 2011

MOMENTO A MOMENTO. Por: Douglas Morales.

La vida es una sucesión de eventos. Algunos nos producen un intenso placer, otros un intenso dolor. Detente por un instante y piensa en un recuerdo placentero. Busca en tu pasado y encuentra una experiencia en la cual sentiste felicidad y alegría. Una vez que hayas identificado ese recuerdo, cierra tus ojos por un instante y revívelo con el mayor detalle posible. Disfruta nuevamente de aquella placentera experiencia.

Recuerda nuevamente las imágenes que viste aquel día. Escucha los sonidos que oíste en aquella oportunidad. Huele los aromas y las fragancias. Siente una vez más aquellas mismas sensaciones de placer.

A continuación, borra esa imagen y piensa en otro evento de tu pasado, esta vez, uno desagradable. Busca e identifica uno de los tantos recuerdos negativos que, aun cuando son parte de tu pasado, todavía te siguen atormentando. Luego, de la misma forma en que lo hiciste con el recuerdo placentero, revive las imágenes y sonidos de aquella oportunidad.

A continuación, compara ambos recuerdos ¿Cuál de los dos recuerdos es el intenso? Si tu respuesta es 'el negativo', tengo otra pregunta para hacerte: ¿No es increíble que siempre enfatices el aspecto desagradable de tu vida? ¿No es asombroso que todavía sigas sufriendo por algo que ya está en tu pasado?

Recuerda lo siguiente: Lo mejor de tu pasado es que ya terminó. ¡Déjalo atrás!

Aprende a llevar contigo lo bueno de tu pasado y simplemente despójate de todo lo que te limita y condiciona. Dite a ti mismo lo siguiente: "Si tuve que vivir momentos desagradables… una vez fue suficiente".

Entiende que en el fondo, esos recuerdos dolorosos no son más que profundas enseñanzas que te enriquecen y preparan mejor para el futuro. Aprende lo que tengas que aprender de ellos y deja el resto atrás, porque cuando lo hagas, comenzarás a disfrutar plenamente de cada momento.

Vive con entusiasmo sabiendo que PUEDES LOGRAR DISFRUTAR DE CADA INSTANTE..

Publicar un comentario